jueves, 1 de julio de 2010

Juegos de Billar

Hace unos años me compré un billar americano (denominado "pool" por los anglosajones) de la marca Sportcraft. Cuando lo adquirí, tan sólo conocía la modalidad española del Bola 8, después de un tiempo buscando información sobre el tema, comprobé que había una infinidad de juegos de billar y variantes. En este post citaré los 5 juegos que más me gustan y 3 adaptaciones que he creado de otras modalidades de billar ("no americano") para poder ser jugadas en una mesa de “pool”.

Los dibujos y fotos que se exponen en este documento son propiedad de "Las Piedras de la Ágora", si deseáis compartirlos poneros en contacto conmigo.

Material de juego

En primer lugar necesitaremos una mesa de billar americano.

Si miramos la siguiente figura, observamos que este tipo de mesas enmoquetadas presentan 6 agujeros o troneras. También podemos ver que las diferentes secciones de la mesa tienen sus propias denominaciones. Para facilitar la correcta delimitación de estas zonas, las mesas de billar traen unas marcas, llamadas diamantes, dispuestas regularmente y pintadas en sus contornos.

Figura 1.- Nomenclatura de las diferentes partes de una mesa de “pool”

A parte de la mesa, para poder jugar a billar americano, necesitaremos:
  • 15 bolas de "pool": 7 lisas (numeradas del 1 al 7), 7 rayadas (numeradas del 9 al 15) y la negra (la bola 8)
  • 1 bola blanca (o “cue ball”),
  • 1 taco por jugador
  • 1 triangulo (o “rack”)
  • Tiza para el taco
  • Cepillo para el enmoquetado
  • Pizarrín (o similar) para anotaciones.

JUEGOS DE BILLAR AMERICANO

Para los 5 juegos de “pool” que se proponen en el primer apartado de este artículo, la colocación inicial de las bolas sobre la mesa será como se muestra en la siguiente imagen:

Figura 2.- Colocación inicial del conjunto de bolas para los 5 juegos propuestos

Como podemos ver, pondremos las bolas dentro del "rack" ordenadas como se determine en cada juego, con la bola del vértice del triángulo más próximo a nosotros situada encima del punto de pié y el lado del triángulo (opuesto a este vértice) paralelo a la banda corta de fondo.

Para ejecutar el tiro de apertura, se suele situar la bola blanca sobre el punto de cabeza, aunque esta se puede colocar donde queramos, dentro de la zona de cabaña de la mesa.

Para determinar quien comienza la partida, generalmente se decide por punteo sobre la banda, es decir: cada jugador lanzará una bola distinta (por ejemplo la blanca y la amarilla) desde la línea de cabeza, hacia la banda corta de fondo para que rebote en ella: gana quien aproxime más su bola a la banda corta de saque.


1.- Billar Básico

El Billar Básico, también conocido como Bola 8 Libre, es una modalidad del llamado Pool Continuo. Se trata del juego de billar más simple de los cinco que os presentaré.

Se juega con las 15 bolas de “pool” (sin diferenciarlas) y la blanca.

El objetivo es entronar 8 de las 15 bolas, no importando cual sea la bola metida: lisa, rayada o negra.

La colocación de las bolas dentro del “rack” es al azar (al considerarse todas iguales).

Figura 3.- Distribución "al azar" de las bolas, para el juego del Billar Básico

Se juega por turnos, apuntando a la bola que más nos interese: si se entrona, se continúa jugando. Si tocamos bola, pero no la embocamos, se cede el turno al contrincante.

Se comete falta si no se toca ninguna bola y/o si se mete la blanca en alguna tronera. En caso de falta, el oponente podrá tomar la “cue ball” y ponerla donde más le interese del tablero (lo que se conoce como bola en mano). Si en una jugada entronamos una bola, pero también metemos la blanca, se considerará falta y deberemos devolver en el punto de pié la bola entronada.


2.- Bola 8

El Bola 8 es, seguramente, el juego de billar americano más conocido, existiendo multitud de reglamentos y variantes.

Se juega con las 15 bolas de “pool” (diferenciándolas como rayadas, lisas y la negra) y la “cue ball”.

El objetivo del juego es embocar el grupo de siete bolas que nos hayan correspondido (lisas o rayadas) y, finalmente, la negra.

Para la colocación de las bolas dentro del triangulo, simplemente hemos de poner la negra en el centro y una lisa y una rayada en los vértices más alejados. El resto de bolas se puede situar al azar… aunque a mí me gusta que el conjunto quede compensado y situar las bolas (y sus complementarias) en simetría respecto la línea larga de la mesa:

Figura 4.- Ejemplo de distribución inicial de las bolas en el juego del Bola 8

Si en el tiro de apertura se embolsa una bola (sea lisa o rayada), el lanzador continuará con este grupo de bolas el resto de partida. Si mete una bola de cada tipo, podrá escoger la que más le convenga. Si introduce múltiples bolas, continuará con el tipo que haya introducido más. Si en el tiro de apertura se introduciera la bola negra, el lanzador ganará automáticamente la partida. Por otra parte, si en el primer lanzamiento no se mete ninguna bola o se comete falta: la mesa seguirá abierta hasta que algún jugador entrone una bola legalmente.

Se considera falta en el tiro de apertura:
  1. No tocar ninguna bola.
  2. Introducir la bola blanca en una tronera.
  3. Que al menos 3 bolas no toquen alguna de las bandas de la mesa.
En caso de cometer  falta en el tiro de apertura, el oponente podrá decidir si recolocar las bolas de nuevo en el "rack" y comenzar de nuevo o si disponer de bola en mano y continuar con la posición resultante.

Una vez hecho el tiro de apertura, en cada lanzamientose deberá anunciar qué bola se pretende introducir y en qué tronera (en tiros evidentes no es obligatorio anunciar). Si metemos la bola en la tronera anunciada, cualquier otra bola o bolas introducidas serán consideradas reglamentarias (excepto la negra y la blanca). Si introducimos la bola 8 antes de meter las 7 de nuestro grupo, perdemos automáticamente la partida (excepto en el indicado tiro de apertura). Seguiremos jugando hasta que fallemos o cometamos una falta.

Se considera falta en el Bola 8:
  1. No tocar la bola escogida al realizar el lanzamiento.
  2. Introducir la bola blanca en una tronera.
  3. Introducir la bola blanca y una de nuestras bolas (deberemos sacar nuestra bola y situarla en el punto central de la mesa).
  4. Introducir la bola blanca y una de nuestro oponente (en este caso, dejaremos la de nuestro contrincante entronada).
Tras cada falta, el siguiente jugador dispondrá de bola en mano.

Por otra parte, no se considera falta, pero es pérdida de turno:
  1. No anunciar la tronera (si en el lanzamiento se introduciera alguna de nuestras bolas, debemos sacarla y situarla en el punto central de la mesa).
  2. Introducir la bola anunciada en otra tronera diferente a la que hemos indicado (también deberemos sacarla y situarla en el punto central de la mesa).
  3. Introducir una bola de nuestro oponente (en este caso, dejaremos la de nuestro contrincante entronada).
Para ganar la partida, una vez que se encuentren embolsadas nuestras 7 bolas, deberemos introducir la bola 8 en la tronera que elijamos anteriormente al lanzamiento. Si una vez designada la tronera, tocamos la negra pero no la logramos introducir, pasará el turno a nuestro oponente. Será falta si no tocamos la bola negra o embocamos la blanca (como siempre, en caso de falta, nuestro contrincante dispondrá de bola en mano). Perderemos automáticamente la partida si metemos la bola 8 en otra buchaca diferente a la anunciada o si introducimos la bola negra y la blanca en el mismo lanzamiento.


3.- Billar Cut Throat

El Cut Throat es el único juego de billar que conozco exclusivo para tres jugadores (aunque se podrían hacer arreglos para otro número de participantes).

Se juega con las 15 bolas de “pool” (diferenciadas del 1 al 15) y la blanca.

Antes de comenzar se sortean las 15 bolas entre los 3 jugadores, de tal forma que cada participante se queda bajo su protección un grupo de 5 con números al azar que se anotan en el pizarrín junto a su nombre. Se prepara la mesa dejando los 3 grupos de bolas (A, B y C) dentro del “rack” distribuidos homogéneamente, tal como se indica en la siguiente figura:

Figura 5.- Distribución inicial de las bolas en el juego del Cut Throat Billiard

Se va jugando por turnos y mientras se vayan embocando bolas (incluso las nuestras) se continúa tirando. Si se toca pero no se entrona ninguna bola, se cede el turno al siguiente compañero.

Si no se toca ninguna bola es falta y el siguiente oponente podrá poner la “cue ball” donde quiera de la mesa. Si se entrona la bola blanca también es falta y el siguiente oponente también dispondrá de bola en mano pero, además: se colocarán sobre la mesa la última bola de cada uno de los otros contrincantes que haya “perdido” durante la partida.

Gana el jugador que logré conservar alguna bola de su grupo sobre la mesa, eliminando todas las de los demás.


4.- Bola 9

El Bola 9 es una modalidad de billar del tipo Bola Objetivo.

En este juego sólo utilizaremos las nueve primeras bolas del set de “pool” (numeradas del 1 al 9) y la blanca.

Colocaremos el triángulo estándar sobre la mesa, en la misma posición que cualquier juego de “pool” aquí descrito. Dentro del “rack”, distribuiremos las nueve bolas en forma de rombo: con la bola 9 en el centro del conjunto; la bola 1 sobre el punto de pié de la mesa y el resto de bolas como se deseé... La diagonal mayor del rombo nos deberá quedar coincidente sobre la línea larga de la mesa:

Figura 6.- Distribución inicial de las bolas en el juego del Bola 9

Para ganar la partida se debe introducir la bola 9 (la objetivo). Pero con la salvedad de que es necesario golpear siempre, en primer lugar, la bola con numeración más baja presente en la mesa. Esta obligatoriedad no impide que las otras bolas puedan ser entronadas (incluso la objetivo) si previamente se ha tocado dicha bola de menor rango.

Se producirá falta, si no se toca la bola de menor puntuación y/o si se entrona la “cue ball”… en este caso, nuestro oponente dispondrá de bola en mano. En caso de cometer falta y, a la vez, colar alguna bola: esta se dejará en la buchaca, excepto la bola 9 que se recolocará en el punto central de la mesa.


5.- Billar de Rotación

El Billar de Rotación es, sin duda alguna, mi juego de billar preferido de todos los que os presentaré.

Se utilizan las 15 bolas de “pool” (diferenciadas del 1 al 15) y la blanca.

Las bolas se colocan como se muestra en la figura adjunta: fíjense que las bolas de mayor valor están protegidas en el centro del “rack” y las de menor numeración en los contornos:

Figura 7.- Distribución inicial de las bolas en el juego del Billar de Rotación

Al igual que pasaba en el Bola 9, es obligado golpear la bola de menor puntuación presente sobre la mesa pero, en este caso, se irán sumando los puntos de las bolas que vayamos entronando.

Se producirá falta si no se toca la bola de menor puntuación y/o si se entrona la “cue ball”… disponiendo, nuestro oponente, de la opción de bola en mano. En caso de cometer falta y, a la vez, colar alguna bola: esta se recolocará en el punto central de la mesa y, evidentemente, no sumará puntos.

Gana el que logre sumar más de 60 puntos (120 es el máximo). En caso de empate a 60, ganará quien más bolas haya embocado durante la partida.


ADAPTACIONES DE JUEGOS DE BILLAR NO AMERICANO

1.- Pool de Carambolas

El Billar de Carambolas o Billar Francés fue el primer billar que se inventó. Se juega en una mesa sin troneras y de dimensiones diferentes a las del billar americano.

Si queremos jugar a carambolas con una mesa de billar americano, lo que hemos denominado como Pool de Carambolas, deberemos tapar las buchacas. Este sellado debe ser con un material suficientemente elástico pero que no dañe las troneras ni las bolas: yo utilicé una goma espuma de alta densidad (de color verde) que adapté a la forma de mi mesa. La jugabilidad, evidentemente, nunca será la misma que en una mesa específica para estos juegos, pero este hándicap es para ambos jugadores y los resultados son bastante aceptables.

Para jugar al Pool de Carambolas utilizaremos la bola amarilla (la 1), la roja (la 3) y la blanca de nuestro set de “pool”.

Para la colocación inicial, como se muestra en la siguiente foto, sobre la mesa situaremos: la bola roja en el punto de pié, la bola rival (sea la blanca o la amarilla) en el punto de cabeza y la bola que comienza la partida: sobre la línea de cabeza, a uno de los 2 lados de la bola rival y a media distancia de las marcas de los diamantes:

Figura 8.- Posición inicial para el Pool de Carambolas (con las troneras selladas)

Los jugadores tiran estratégicamente y por turnos, uno la bola amarilla y el otro la blanca.

La carambola consiste en golpear con la bola jugada a las otras dos de la mesa. La consecución de carambola da derecho a seguir tirando... en caso de no conseguirlo, pasa el turno al otro jugador.


2.- Snooker-6

Otro juego que podemos adaptar a nuestro billar americano es el Snooker o Billar Inglés. El Snooker, a pesar que se juega también en una mesa con 6 troneras, esta y el material usado para jugar son completamente diferentes. El Billar Inglés utiliza 15 bolas rojas (con 1 punto de valor cada una) y 6 bolas de diferentes colores (con valores del 2 al 7).

Para jugar a esta adaptación, como bolas de colores del snooker usaremos (precisamente) de la 2 a la 7 de nuestro set de “pool” (lisas); para las bolas rojas del billar inglés, utilizaremos de la 10 a la 15 (rayadas). Descartamos, pues, las bolas: 1, 8 y 9. Como se puede apreciar, solo se juega con 6 bolas “rojas” (en vez de 15) de aquí el nombre que le hemos puesto de Snooker-6.

La mesa se prepara como se muestra la siguiente fotografía: fíjense con las referencias de los “diamantes” para la correcta colocación de las bolas… La “cue ball” se situará dentro del imaginario semicírculo de snooker (ver figura 1, al principio del escrito).

Figura 9.- Posición inicial para el Snooker-6 (en una mesa y bolas de “pool”)

El jugador que empieza, debe introducir una bola “roja” (rayada) y posteriormente una “de color” (lisa) que él elija y que habrá de anunciar previamente. Se podrá ir jugando mientras se vayan introduciendo todas las bolas rayadas alternadas con las lisas a nuestra elección.

Cuando se acaben las rayadas, se deberán introducir las lisas en orden ascendente. Las bolas lisas se vuelven a colocar en su sitio tras ser entroneradas, hasta que no queden más bolas rayadas en la mesa, momento a partir del cual estas ya no vuelven a reponer.

La suma de la puntuación obtenida por cada jugador, según las bolas introducidas, determinará al vencedor de la partida.


3.- Carrom Pool

El Carrom o Billar Hindú, es un juego de mesa con ciertas similitudes al juego de billar de Bola 8: la mesa de "pool", para el juego del Carrom, es un tablero de madera cuadrado con 4 troneras; las bolas del billar americano (lisas o rayadas) son discos de madera blancos o negros; la bola negra es una ficha roja llamada “Reina” y la "cue ball" es un disco más grande llamado “striker” que se impulsa con los dedos. Si os interesa saber como se juega a este interesante juego, os remito a que leáis mi artículo: Carrom o billar hindú.

Para poder adaptar este juego a un billar americano (lo que hemos llamado Carrom Pool), utilizaremos 13 de las 15 bolas de nuestro equipo de “pool” (descartamos una lisa y una rayada): un jugador dispondrá de 6 bolas lisas y el otro de 6 rayadas. La bola negra será la "Reina" y la “cue ball” el “striker”.

Colocaremos las bolas en forma de círculo, con la bola negra al medio y situada sobre el punto central de la mesa. Dejaremos una bola lisa encarada al jugador que comienza. Como se puede adivinar, esta agrupación se puede montar fácilmente con el triangulo estándar:

Figura 10.- Distribución inicial de las bolas para el Carrom Pool

Se sortea quien va con lisas o rayadas, comenzando las lisas. Cada jugador deberá ponerse detrás de una de las bandas cortas de la mesa, quedando terminantemente prohibido jugar desde cualquier otra banda.

Como se aprecia en la siguiente fotografía, colocaremos la bola blanca sobre nuestra línea de tiro (línea imaginaria delimitada entre los “diamantes” más cercanos a nuestra banda de juego). Lanzamos con el taco la “cue ball” y si metemos una bola nuestra seguimos jugando: tomando de la mesa la bola blanca y volviéndola a colocar sobre nuestra línea de tiro. Si tocamos bola, pero no entronamos ninguna, tomará el turno nuestro rival. Este también tomará la bola blanca de donde esté de la mesa y la situará sobre su línea de tiro.

Figura 11.- Posición inicial para el Carrom Pool (bola blanca sobre la línea de tiro)

Cuando se ha metido, al menos una de nuestras bolas y antes de meterlas todas, ya se podrá entronar la Reina (en nuestro caso la bola negra). Si se consigue embocarla, se deberá meter otra de nuestras bolas en cualquier tronera (esto se conoce como “cubrir la Reina”), si no se consigue cubrirla, tendremos que sacar la bola negra y recolocarla de nuevo en el punto central de la mesa.

En el Carrom Pool será falta introducir la bola blanca en una tronera, en este caso, el rival dispondrá de un tiro adicional. Introducir una bola nuestra más la blanca, también se considera falta y se deberá sacar nuestra bola entronada y restituirla al centro de mesa. Si se emboca una bola nuestra y otra de nuestro oponente no es falta, pero se deberá sacar sólo nuestra bola y cederle el turno.

En este juego, a diferencia del Bola 8, tocar primero una bola rival (incluso consiguiendo después entronar una de nuestras bolas) no se considera falta. Gana quien introduce todas sus bolas y la Reina (como se ha descrito). Si se entrona la Reina legalmente, pero nuestro oponente termina antes de introducir todas sus bolas, la partida queda en tablas.


Espero que os haya gustado este artículo de billar americano. Espero vuestros comentarios, observaciones y preguntas. ¡Muchas gracias por vuestra atención!